Cómo elaborar un presupuesto personal

¿Qué es un presupuesto personal?

El presupuesto personal es un plan financiero que asigna los ingresos personales futuros a los gastos, los ahorros y el pago de la deuda. Es decir, el presupuesto personal es un documento en donde se cuantifican los ingresos y gastos de dinero que una persona espera tener en un determinado período de tiempo.

 

Para que lo veas más claro, un presupuesto personal te permite:

  • Analizar si necesitas más ingresos.
  • Identificar gastos que sean muy elevados y no sean necesarios del todo.
  • Ver dónde se pueden reducir los gastos.
  • Evaluar si necesitas limitar la adquisición de deudas.
  • Planificar si puedes crear un colchón de ahorro. Este aspecto es muy importante.

Qué ingresos hay en un presupuesto personal

  • El salario.
  • Debes apuntar si tienes una pensión o una compensación por enfermedad.
  • Si recibes algún tipo de becas por estudios.
  • Si tienes otra casa que la estás rentando, también tiene que aparecer en el apartado de ingresos del presupuesto.
  • Otro tipo de ingresos.

*Es muy importante que indiques los ingresos netos. Es decir, después de impuestos. Así sabrás realmente con cuánto dinero real cuentas.

Qué gastos hay en un presupuesto personal

Hay bastantes tipos de gastos que debes tener en cuenta. Es imprescindible que los anotes en tu presupuesto personal.

Gastos de alojamiento

  • Si estás pagando un alquiler.
  • Si estás pagando una hipoteca.
  • El coste de la electricidad.
  • El pago del agua.
  • Gastos del seguro de la casa.
  • Gastos de la comunidad si los hay.
  • Si tienes servicio en casa como, por ejemplo, de limpieza, también lo tienes que apuntar en el apartado de gasto.

Gastos del auto

  • El coste de la deuda del préstamo, si lo hay.
  • Los impuestos que puede haber sobre los autos.
  • El seguro del auto.
  • El combustible. Tienes que calcular más o menos lo que gastas cada mes en gasolina. Puedes hacerlo haciendo una media mensual de los últimos seis meses, por ejemplo.
  • Los costes de las reparaciones y mantenimiento (como el cambio de aceite o la pastilla de los frenos).
  • El posible cambio de neumáticos. Aunque creas que puede no pasar, lo debes tener en cuenta.

Otros tipos de gastos que suelen ser fijos

  • Cualquier tipo de seguros que tengas como, por ejemplo, el seguro médico, de la casa o algún seguro para tus hijos.
  • Si tienes a alguien que te cuide los niños cuando estáis trabajando como, por ejemplo, una niñera.
  • La tarifa del móvil.
  • La suscripción al gimnasio.
  • Si tienes algún plan de pensiones.

Gastos de la casa

  • Todos los alimentos, higiene y la belleza, detergentes y gastos de la despensa.
  • Los gastos del almuerzo o el café si comes fuera de casa.
  • La ropa y los zapatos, si hay algún tipo de crédito.
  • Posibles gastos de visitas al doctor, dentista y las medicinas que pueden recetar los médicos. Para hacerte una idea puedes mirar lo que gastaste en este aspecto el año pasado.
  • Cualquier tipo de ocio o diversión.
  • Otros gastos pueden ser, por ejemplo, si le das una paga a tus hijos, si tienes mascotas y todo su cuidado.

Establecer los objetivos del presupuesto personal

Para ello se debe tomar en cuenta lo siguiente:

  • Cada cierto tiempo debes mirar tu presupuesto y analizarlo de nuevo para ver si estás cumpliendo tus objetivos.
  • Debes pensar a corto y largo plazo. Hay objetivos que los podrás conseguir en poco tiempo, pero otros como planes de jubilación, son de largo recorrido.
  • No hagas un presupuesto demasiado ajustado, ya que lo más seguro es que será demasiado difícil de seguir y al final lo acabarás dejando. Es mejor que seas realista. La paciencia es muy sabia.

Puntos clave a tener en cuenta en cómo hacer un presupuesto

  • Una vez hecho el presupuesto personal, es fundamental que no se gasta más dinero del que se ingresa.
  • Si tienes muchos gastos pequeños, en vez de hacer una lista larga, puedes hacer un apartado de “otros”. En él puedes ir sumando estos.
  • Cuando tengas el presupuesto hecho, es muy importante controlar los gastos que realizas en ocio.

Consejos para planificar tu presupuesto personal

  • Si crees que estás gastando demasiado, mira todos los gastos que tengas. Seguro que hay alguno de estos que puedes eliminar o reducir por lo menos.
  • Siempre intenta ahorrar un colchón para cualquier gasto imprevisto. Cuando te encuentres en una situación de urgencia, te vas a alegrar de contar con este colchón.
  • Apunta siempre cualquier gasto inesperado que puedas tener. Así no tendrás que pedir prestado dinero, con lo que no deberás afrontar deudas y te ahorrarás dolores de cabeza.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.